Magdalenas de chocolate

Ingredientes para 12 unidades:

100 g de chocolate (usé una tableta molida de chocolate negro con un 50% de cacao)

90 g de azúcar

30 g de leche (usé semidesnatada)

2 huevos

110 g de harina

1 sobre doble de Armisen

Una pizca de sal

85 g de aceite de girasol

Almendras laminadas y azúcar para espolvorear

Realicé la mezcla de los ingredientes en batidora Thermomix, pero igualmente sirve una batidora de vaso o bien una de mano.

Hay personas que realizan la mezcla montando claras aparte, o bien usando azúcar glas. En mi caso lo hice de manera secuencial, un ingrediente después de otro, con un meneo de la batidora entre ingrediente e ingrediente y en este orden: chocolate, huevos, azúcar, armisen, sal, aceite, harina.

Agregué al final la leche, muy poca cantidad, porque quedaba una pasta muy densa y difícil de manejar para meterla en los moldes de papel.

Para no mancharlo todo a la hora de meter la mezcla en los papelitos, lo mejor es usar una manga pastelera con la que controlas la cantidad de llenado de los moldes, que ha de ser como tres cuartas partes del molde.

Ejemplo, aunque sin moldes de papel, de cómo sería llenar con manga pastelera:

Makeshift Pastry Bag

No encontré mis mangas pasteleras desechables, con lo que coloqué una bolsa de congelación de un litro de capacidad en un vaso alto y ancho, de los grandes de IKEA, y ahí vertí la mezcla. La cerré y la metí al frigorífico durante unos 20 minutos antes de sacarla, cortar una punta inferior y llenar los moldes.

Utilicé una bandeja de IKEA para introducir los moldes de papel. Esta bandeja evita que el molde se abra y permite que la magdalena crezca hacia arriba. Si os gusta que crezca hacia los lados y que queden más bajitas, podéis utilizar tranquilamente los moldes sobre la bandeja del horno con espacio entre ellos.

Una vez que está la mezcla en los moldes de papel, les puse por encima unas almendras laminadas y azúcar. Las almendras han de ser crudas, así el calor del horno las tuesta y están buenas. Si usas ya tostadas se pueden pasar de sabor.

Tras precalentar el horno a 250º (calor arriba y abajo), se introducen las magdalenas y se dejan unos 15 minutos a 220º. Puse la bandeja algo más arriba de la mitad del horno, y calor solo por abajo.

Unas palabras del gasificante utilizado, Armisen:

Se venden en pequeñas cajitas compuestas por ocho sobres dobles como el de la fotografía. Las cantidades recomendadas son de 5 a 8 sobres dobles por kilo de harina. Usé la proporción de 8 sobres dobles por kilo, en este caso un sobre doble para los 110 gramos de harina que necesita la receta, quedando una masa muy esponjosa y agradable.

Lamentablemente la fotografía no le hace justicia:

Con cualquier tipo de gasificante químico valdría, cómo no. El truco es experimentar, como muchas cosas de la vida.

Espero que os guste.

Gracias a Emily Carlin por su imagen CC de la manga pastelera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s